Trompetero aligrís

Trompetero aligrís

Nombre científico: Psophia crepitans.

Otros nombres comunes: Agamí, aramí, jacamín o yacamí.

Hábitat: Ave nativa en Sudamérica en países como: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, Guayana Francesa, Guyana y Surinam.

En Ecuador habita en la región amazónica, sea encuentran lejos de asentamientos humanos.

Rango altitudinal: Principalmente debajo de los 700 msnm.

Dimensiones: Longitud 46-52 cm.

Peso: Aproximadamente 700 gr.

Alimentación: Omnívoros. Principalmente fruta madura que encuentra en el suelo, insectos como artrópodos, culebras pequeñas y vertebrados pequeños.

Período Gestación: Anidan en huecos de árboles, ponen entre 3 a 4 huevos que son incubados por diferentes miembros del grupo (ambos sexos).

Esperanza de vida: Aproximadamente 10 años.

Sonidos: Su llamado más común es un tarareo continuo, también reitera un mugido gutural (sonido grave producido por la garganta) de baja frecuencia. Como señal de alarma emiten una variedad de rezongos y cacareos ruidosos y ásperos.

Descripción y comportamiento: El trompetero expone cuello esbelto y postura definitivamente jorobada. Hallado en grupos cerca o en el suelo de bosque de terra firme en las bajuras del este, principalmente en localidades más remotas.

Cuerpo redondo, con pico verdoso, patas largas adaptadas a sus hábitos terrestres, plumaje mayormente negro, sus plumas frontales inferior del cuello son de color púrpura iridiscente; plumas de la cabeza y cuellos son cortas y aterciopeladas.

Viven en grupos de 6 a 8 aves, merodean en el suelo dentro del bosque; al sentirse amenazados huyen a gran velocidad o suelen subir a ramas bajas, se erizan y sacuden sus alas constantemente.

En Amaru tenemos 1 individuo.

Amenazas: Al ser considerado como un ave exótica es amenazado por el tráfico ilegal de fauna silvestre, por su gran demanda en las tiendas de mascotas en el mercado internacional.

Aves que han sido capturadas y domesticadas con el propósito de ser guardianes de las viviendas.

La deforestación ha producido una pérdida de su hábitat.

Estado de conservación: Esta especie se encuentra en peligro debido a las actividades antrópicas y tráfico ilegal de fauna silvestre.

• Psophia crepitans, Casi amenazada (UICN)

Anfibios
Aves
Mamíferos
Reptiles